Videos

Cuando les suben los impuestos a las empresas, todos acabamos pagando más

Todos pagamos más cuando el gobierno les aplica más impuestos a las empresas

Hay unos 28 millones de empresas en Estados Unidos... alrededor de una empresa por cada 12 americanos. Muchas empresas son tan pequeñas que el dueño es el único empleado. Mucha gente cree que los dueños de negocios son ricos, y algunos lo son, pero la mayoría no lo es.

Debido a que los contribuyentes, en su mayoría, no son dueños de un negocio, para los políticos es más fácil subirle los impuestos a las empresas que al resto de nosotros. Pero, en realidad, le están subiendo los impuestos a la gente que crea puestos de trabajo... a la gente que nos paga y a la gente a la que le compramos cosas.

Algunos políticos quieren convencernos de que ellos les cobran los impuestos a los ricos y luego nos dicen a todos los demás que las empresas están pagando más para que nosotros no lo tengamos que hacer. Pero, eso, sencillamente, no es verdad.

Todo el mundo paga más cuando el gobierno le sube los impuestos a la gente que tiene empresa. El minimercado promedio apenas tiene el uno por ciento de ganancias. En un buen restaurante, es el dos por ciento. Esas pequeñas ganancias hacen que la empresa siga abierta, la ayudan a crecer y a que se contrate a más personas.

Cuando suben los impuestos, los empresarios se ven obligados a tomar decisiones difíciles. Se ven forzados a reducir costos...quizá a despedir personal, a subir sus precios al cliente, o ambas cosas.

¿Y si hacemos lo contrario? Aplicar menos impuestos a las empresas se traduce en más negocios abiertos, como minimercados y restaurantes. Hay más gente trabajando y nos ofrecen mejores sueldos. Esas nuevas empresas competirán más por clientes. Ud. obtendrá mejores precios y servicios, comprará comida de mejor calidad y comerá fuera con más frecuencia.

Pero si el gobierno les aumenta los impuestos a las empresas, todos acabamos pagando más. Éstas son las empresas para las que trabajamos. Son los lugares donde compramos y comemos. Cuando los políticos hablan de aumentarles los impuestos a los creadores de empleo, esas empresas no podrán pagarle más, lo que significa que Ud. no recibirá un aumento de sueldo. Tendrán que subir los precios, lo que significa que Ud. tendrá que pagar más por las cosas que compra. Puede haber despidos, lo que significa que Ud. podría perder su trabajo. Cuando se reduce la oferta de empleo, alguien que previamente estuvo empleado y pagando impuestos, ahora pasa a cobrar el subsidio de desempleo.

Esto acaba costándonos aún más a todos. Es el círculo vicioso creado por la subida de impuestos a los empresarios. Los políticos no le contarán que esto pasa cuando se aumentan los impuestos a los empresarios creadores de empleo. Por tanto, la próxima vez que los políticos hablen de subirles los impuestos a los empresarios creadores de empleo, ya sabrá quién saldrá perjudicado: Ud., su familia y sus vecinos.

Porque cuando les suben los impuestos a las empresas, todos acabamos pagando más.