Kitchen Table Economics

La regulación de Estados Unidos supera a la economía de Alemania

La regulación pública supone un gran problema. Una reciente encuesta de Job Creators Network (JCN) halló que más del 60% de los pequeños empresarios cree que el papeleo amenaza la viabilidad de sus empresas.

Y puede que sea un problema mayor de lo que se pensaba. Según el Centro Mercatus, el costo total de la regulación en Estados Unidos es de $4 billones y eso sin siquiera tener en cuenta la burocracia estatal y local. Si la carga reguladora de Estados Unidos fuese un país, podría alardear de tener el cuarto mayor producto interior bruto (PIB) del mundo, superando a las economías de Alemania, Francia, Brasil, Rusia o la India.

El estudio de Mercatus concluye también que las regulaciones públicas han obstaculizado la inversión y la innovación, dando como resultado un promedio de contracción económica del 0.8% anual. “Si las regulaciones se hubiesen mantenido constantes en los niveles observados en 1980, la economía americana habría sido en 2012 un 25% mayor”, indicaba el informe.

¿Qué significa eso para Ud.?

Que los $4 billones de pérdida para la economía americana suponen $13,000 de pérdida por persona, lo que significa que, por culpa de la regulación, el pueblo americano tiene en su poder ahora menos dinero del que habría tenido si estas regulaciones no existiesen.

El motivo es que los empleadores se ven obligados a perder tiempo, energía y dinero para cumplir con las nuevas normas y mandatos. Se prevé que las pequeñas empresas paguen un promedio de $10,585 por empleado en costos relacionados con las regulaciones, lo que dificulta su expansión empresarial y la creación de más puestos de trabajo. Cada dólar gastado en papeleo es un dólar que se podría haber gastado en un nuevo producto o en más trabajadores. Y cuando el cumplimiento de las normas se interpone en el camino de la creación de empleo, se perjudica al pueblo americano en su conjunto, pues perjudica tanto a los creadores de empleo como a quienes dependen de ellos.