Kitchen Table Economics

La presión fiscal crece y crece sin parar

shutterstock_347621876

La jurisdicción del Servicio de Impuestos Internos (IRS) crece cada año que pasa. Según un reciente informe de Tax Foundation, el número de palabras publicadas por el IRS ha alcanzado los 7.7 millones, eso sin siquiera tener en cuenta el complicado Código Fiscal.

La longitud del Código Fiscal es de 2.4 millones de palabras, cuando era de 409,000 palabras en los años 50. Pero hay casi 7.7 millones de palabras que conforman las regulaciones tributarias, que aclaran cómo funcionan en la práctica los estatutos tributarios de Estados Unidos. Además, hay casi 60,000 páginas de jurisprudencia relacionadas con los impuestos, que permiten a los contables y abogados fiscalistas averiguar cuánto deben sus clientes.

Debido a su complejidad, los americanos pasarán en 2016 más de 8,900 millones de horas cumplimentando los requisitos de la declaración de impuestos del IRS. De acuerdo con las últimas estimaciones de la Oficina de Información y Asuntos Reguladores (Office of Information and Regulatory Affaire), esta necesidad de observancia de la ley equivale a 4.3 millones de empleados a jornada completa que no harán otra cosa salvo el papeleo de la declaración tributaria. La mayoría de esos casi 9,000 millones de horas se gastarán en cumplimentar las declaraciones tributarias de las empresas (2,800 millones de horas) y de ingresos personales (2,600 millones de horas). Estas horas, en términos económicos, suponen $409,000 millones cada año en pérdida de productividad, es decir, más que el producto económico bruto de 36 estados.

La carga fiscal resulta especialmente problemática para los empresarios, que se ven obligados a dedicar preciosos recursos al cumplimiento tributario, en vez de a la expansión empresarial y la creación de empleo. Por ejemplo, contratar a un profesional tributario puede costarle a un creador de empleo $70,000 anuales o más. Son $70,000 que no podrá gastar en adquirir equipos o en abrir nuevas sedes, lo que representa una gran pérdida para la economía.