Kitchen Table Economics

Calle Sésamo se va a HBO

Para todos los niños que a los que se les caen sus Cheerios delante de la televisión antes de que empiece Calle Sésamo, la vida está punto de ser un poco más fácil. La canal de televisión por streaming y suscripción, HBO, pronto emitirá este clásico infantil, lo que permitirá que miles de niños vean Calle Sésamo en su hoario que elijan (sus padres y cuidadores).

Tras 45 años en el canal con financiación pública PBS, el programa ha sufrido dificultades económicas. La conclusión es que el viejo canal público no ha sabido mantenerse al día con los nuevos tiempos ni con los avances tecnológicos. Los niños y adultos ya no giran un botón para ver sus programas favoritos, sino que prenden un teléfono, un portátil o una tableta.

Algunas personas preferirían gastar una mayor parte del dinero del contribuyente que tanto nos cuesta ganar en “modernizar” PBS. Pero cuando hay una cantidad suficiente de personas que quiere buenos productos como Calle Sésamo, se muestran más dispuestos a usar su propio dinero en respaldarlos. En otras palabras, que  Calle Sésamo no necesita de la ayuda artificial del gobierno cuando puede sobrevivir en el sector privado.

El traslado a HBO permite que Big Bird, Ernie y Elmo no sólo continúen, sino que mejoren. En HBO se emitirá casi el doble de episodios de Calle Sésamo en comparación con PBS. E incluso se beneficiarán quienes no tengan una suscripción a este canal, puesto que estos nuevos episodios también se emitirán en PBS, sólo que más tarde.

La mejora por parte del sector privado en programas administrados por el sector público no es algo nuevo. Piense en lo que supone enviar un paquete a través del Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) y que se financia con dinero del contribuyente: el servicio es lento, caro y generalmente poco práctico. Lo mismo que renovar su permiso de manejar en la DMV.

De modo que sabiendo de la necesidad de mejorar el servicio de correos, compañías privadas como FedEx y UPS entraron en el mercado y mejoraron de forma espectacular el servicio de mensajería del que disfrutan los americanos. En 1979, Federal Express dio un gran paso adelante y empezó a ofrecer a sus clientes un número de seguimiento de sus envíos. Las oficinas del Servicio Postal también ofrecen ya a sus clientes el seguimiento de sus envíos. Pero puede que no fuese así si FedEx no lo hubiera hecho primero.

Puesto que las empresas del sector privado tienen que competir con otras empresas, éstas suelen innovar para crear mejores productos y servicios. hay cosas que el gobierno hace bien. El cuerpo de bomberos, los parques y las carreteras son buenos servicios que el gobierno ofrece a la población, pero éste no es el caso de los programas infantiles y los servicios de mensajería.