Kitchen Table Economics

¿Listos para el Black Friday? 5 consejos para los compradores

Al parecer las celebridades de Hollywood esperan a las compras del “Black Friday” (Viernes negro) exactamente igual que el resto, aunque sus listas de la compra de muebles, zapatos y el último modelo de Tesla puede que sean un poco diferentes de las nuestras. Para nosotros, el día siguiente a Acción de Gracias es una oportunidad para encontrar algunos importantes descuentos justo antes de que la época de los regalos empiece de verdad.

Y puesto que sabemos lo que puede acarrear el frenesí de compras del “Black Friday”, aquí tiene cinco consejos para ayudarle a navegar entre la muchedumbre de los pasillos de liquidaciones:

1. Haga un presupuesto

En 2014, el comprador promedio se gastó unos $381 en el “Black Friday”. El año anterior, fueron bastante más de $400. Gastar cientos de dólares en ropa y aparatos nuevos puede causar una importante mella en nuestros ahorros, así que establezca una cantidad máxima de acuerdo con sus ingresos. Una buena regla general puede ser la de no utilizar más del 1.5% de sus ganancias ($750 si gana $50,000 anuales, por ejemplo) en las compras durante las vacaciones. No deje que un día complique su cuenta bancaria durante tres meses… o más.

2. Haga sus averiguaciones con antelación

Hay varios recursos que puede usar para comparar precios y encontrar las mejores oportunidades. TGIBlackFriday.com y RetailMeNot.com, por ejemplo, añaden todos los descuentos del “Black Friday” por categoría, tienda y fecha. ShopSavvy.com es otra buena opción. Y si no tiene tiempo para hacerlo con antelación, todas estas herramientas se pueden usar en formato celular. ¡Descárguese el app y encuentre los mejores precios!

3. Levántese temprano

Según la Federación Nacional de Minoristas, cerca de 136 millones de americanos piensan ir de compras el fin de semana de Acción de Gracias. En 2012, acudieron unos 147 millones. Así que esté preparado para una estampida. Puede evitar algunas de esas multitudes si se levanta temprano (digamos a las 6:00 de la mañana) y lo tiene todo hecho para antes del desayuno. Además, no tendrá que preocuparse de que se agoten sus artículos favoritos. Levantarse tarde implica colas más largas y menos oportunidades.

4. Compre desde casa

Si las multitudes propias de las vacaciones le aterrorizan, puede que lo mejor sea comprar online. No tiene por qué perderse ninguna ganga: el 70% de las ofertas del “Black Friday” están disponibles, al menos brevemente, en las páginas web de las tiendas. Y muchas ofrecen envíos estándar gratuitos durante las Navidades (sin un mínimo de compra). Puede aprovechar las rebajas sin siquiera salir por la puerta.

5. Conozca los entresijos económicos del “Black Friday”

Hay quien dice que se llama “Black Friday” porque muchas tiendas pasan de estar en números rojos a ponerlos en números negros (por el antiguo color de la tinta de escribir en contabilidad) para lo que queda de año. En otras palabras, están ganando dinero con Ud., incluso si todo lo que ve son carteles de “¡Oferta!”. Las grandes tiendas atraen a los compradores hacia productos con mayores márgenes de beneficio disponiendo sus artículos de forma inteligente, colocando los más caros al nivel de los ojos y obligándole a caminar entre expositores para atraer su atención. Tenga eso en mente para no caer en el impulso de gastar y evitar así el típico remordimiento posterior a la compra.