Kitchen Table Economics

Nueva regulación laboral es amenaza para la economía de Estados Unidos

Pocas normativas públicas amenazan tanto la creación de empleo como la regulación laboral.

Según un nuevo informe del Centro de Investigación Manufacturera (Center of Manufacturing Research), la reciente avalancha de regulaciones laborales del gobierno federal (con casos como el mandato del empleador conjunto o la normativa de las horas extra) le costará a la economía de Estados Unidos $81.6 millones sólo en temas de observancia de las nuevas normativas. El informe también halló que las nuevas normas y mandatos costarán más de 155,000 empleos a lo largo de la próxima década.

Desde 2009, el Departamento de Trabajo (DOL) ha establecido un promedio de tres grandes medidas reguladoras laborales por año, inundando a los creadores de empleo con nuevo papeleo. La burocracia exigirá que los empleadores de Estados Unidos pasen 411 millones de horas más cumplimentando los documentos de conformidad y adhiriéndose a los nuevos estándares, un tiempo que no dedicarán a abrir nuevas sedes ni a contratar más empleados.

Esto resulta especialmente perjudicial para las pequeñas empresas, que operan con presupuestos más ajustados y que no se pueden permitir dedicar menos horas a hacer crecer su negocio. En parte, ésa es la razón por la que el 60% de los pequeños empresarios cita el exceso de regulación como un enorme obstáculo.

El tiempo es dinero – y las regulaciones laborales son costosas en ambos aspectos.