Kitchen Table Economics

Cómo el Plan 529 puede ayudar a ahorrar para pagar la universidad

Como todos saben, la universidad es cara. Según la Junta de Universidades (College Board), un presupuesto universitario “moderado” para una universidad pública del estado de residencia durante el curso académico 2016-2017 promedia los $24,610, mientras que un presupuesto moderado para una universidad privada llega a los $49,320. Las universidades más caras se sitúan actualmente en torno a los $70,000 por año.

Ahorrar el suficiente dinero para ir a la universidad (o para enviar a sus hijos) puede resultar abrumador.

Afortunadamente, existe algo llamado Plan 529. Se trata de un plan de ahorro educativo gestionado por una institución estatal o educativa, designada para ayudar a las familias para que inviertan y reserven fondos para los futuros costos universitarios. Se puede utilizar para satisfacer los costos de las universidades adscritas de todo el país. Ud. puede residir en California, invertir  en un plan de Vermont y enviar a su hijo estudiante a una universidad de Carolina del Norte.

Siempre que el plan satisfaga unos cuantos requisitos básicos, el código tributario federal le ofrece beneficios fiscales especiales (el dinero invertido crece al no estar gravado). Los Planes 529 se clasifican normalmente como planes de prepago o de ahorro:

  • Los planes de ahorro funcionan como un 401K o IRA, al invertirse sus contribuciones en fondos de inversión o similares. El plan le ofrece además varias opciones de inversión.
  • Los planes de prepago le permiten pagar por adelantado todos o parte de los costos de la educación en una universidad pública del propio estado. También se pueden transformar para usarlos en universidades privadas y de otros estados.