Kitchen Table Economics

Los altos sueldos para principiantes están matando el empleo en Colorado y en el resto del país

En noviembre, cuatro estados debatirán sobre instaurar un mayor salario mínimo para los empleados principiantes: Arizona, Colorado, Maine y Washington.

Los grupos de activistas de Colorado tienen el objetivo de aumentar el sueldo para principiantes a nivel estatal, hasta los $12 a la hora (desde los actuales $8.31) para ayudar a los trabajadores pobres. Como afirmó uno de los defensores de la medida, “El costo de la vida sube, sube y sube pero los sueldos no se han mantenido a la par”.

No obstante, ese argumento no tiene en cuenta el impacto de mayores costos laborales en las pequeñas empresas, que se ven muy presionadas para poder mantener a empleados que de pronto son más caros. Las pequeñas empresas representan el 97.6% de los empleadores de Colorado y dan trabajo a casi un millón de personas. Estas empresas emergentes tienen muchos menos recursos que las grandes compañías y deben invertir en su propia expansión (lo que incluye la contratación de más empleados) para poder crecer.

Aumentar el costo de los empleados pone en riesgo la expansión empresarial y el mercado laboral de Colorado. Un reciente estudio de la Mesa Redonda sobre Normativas de Sentido Común muestra que una implementación completa de la subida del sueldo para principiantes en Colorado incrementaría el desempleo en un 3.3%, causando la pérdida de 90,000 puestos de trabajo. La destrucción de estas oportunidades laborales perjudicaría precisamente a las personas a las que esta propuesta pretende ayudar: A los trabajadores sin experiencia o con poca experiencia. El estudio revela también que “las subidas del salario mínimo redujeron significativamente la probabilidad de que los trabajadores con poca experiencia pudieran alcanzar los sueldos de la clase media baja”.

Este caso no es exclusivo de Colorado. En Maine, donde alrededor del 60% de los trabajadores están empleados en pequeñas empresas, un sueldo para principiantes más elevado acabaría con al menos 4,000 empleos.

Noviembre acarrea una dura decisión para los votantes: Respaldar a los creadores de empleo o hacer su vida mucho más difícil.