Kitchen Table Economics

La atención médica pública tiene costos ocultos

Healthcare.gov Screenshot

La Ley de Atención Asequible contiene muchas y costosas disposiciones (desde el mandato al empleador hasta nuevas subidas de impuestos) que hacen la vida más difícil a los creadores de empleo y a sus empleados. Pero no incluye una opción pública, el programa de seguros médicos dirigido por el gobierno que nos acercaría otro paso más a la medicina socializada.

Uno de los motivos es que la independiente Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) estimó que la opción de atención médica del gobierno federal sería en realidad más cara que los planes privados.

Esto ha llevado a los estados a coquetear con su propia atención médica pública. Vermont, por ejemplo, estuvo cerca de adoptar un sistema de pagador único (en el que el gobierno proporciona seguros médicos universales), pero se desechó el plan debido a la carga fiscal sin precedentes que supondría. Se preveía que ofrecer seguros médicos públicos a toda la población costaría $4,300 millones sólo el primer año, lo que tendría un costo para los contribuyentes de Vermont de $2,600 millones. Los impuestos sobre los ingresos personales y sobre la nómina de los empleadores se habrían disparado.

Ahora es Colorado al que le toca decidir. En noviembre, los coloradeños darán su opinión sobre la Enmienda 69, que crearía un sistema de atención médica pública denominado ColoradoCare. Este programa tiene el objetivo de asegurar a todos los residentes en el estado recaudando una prima según los ingresos del paciente. En torno al 83% de los coloradeños estarían cubiertos por ColoradoCare, mientras que el 17% restante seguiría estando cubierto por Medicare y la Administración de Veteranos.

Pero ColoradoCare se ha encontrado con opositores en ambos partidos (incluido el gobernador del estado) ya que supondría una subida de impuestos de $25,000 millones, lo que casi duplicaría el presupuesto de $27,000 millones del estado de Colorado. Además de un nuevo “impuesto como prima para la atención médica” del 10%, la enmienda exige un aumento del 6.67% en el impuesto sobre la nómina de los empleadores y del 3.33% en el caso de los empleados. Eso dejaría con menos dinero en el bolsillo tanto a personas como a las pequeñas empresas, que suponen el 97.6% de los empleadores de Colorado, y pondría en peligro miles de nuevas oportunidades laborales cada año.

Cuando los creadores de empleo sufren la carga de mayores impuestos, éstos disponen de menos recursos para la expansión empresarial y la inversión privada. Lo cual, a su vez, deja a quienes buscan empleo con menos oportunidades dentro del mercado laboral, al tiempo que se ralentiza toda la economía.

Como muchas otras políticas públicas, la atención médica universal parece interesante… hasta que se mira el precio.