Kitchen Table Economics

Regalos del gobierno: A devolver

Una retrospectiva navideña de los “regalos” del gobierno en 2014
US gifts

Para la mayoría de nosotros, uno de los momentos más importantes de las fiestas navideñas es el intercambio de regalos con nuestros amigos y seres queridos. La gran mayoría de esos regalos serán bien recibidos. Desgraciadamente, no se puede decir lo mismo de los “regalos” que nos hizo el gobierno en 2014. A continuación, enumeramos los cinco más importantes que desearíamos poder “devolver al remitente”.

1) La Ley de Atención Asequible (ACA): Este año supuso la entrada en vigor de la ley federal de atención médica. Sus efectos colaterales han sido incluso peores de lo que se temía. Ha hecho subir los costos de la atención médica, la mayoría de los estados ha informado de aumentos del 10% en las primas y ha dejado a decenas de miles de americanos sin sus planes preferidos, a pesar de las promesas explícitas de que eso no pasaría. Y el año que viene se incorporarán más apartados de la ley.

2) Las regulaciones de la EPA para las centrales eléctricas: La Agencia de Protección Ambiental (EPA) emitió este año nuevas e importantes regulaciones a las emisiones para más de 1,000 centrales eléctricas, provocando en la práctica el cierre de muchas de ellas. Estas regulaciones aumentarán los costos tanto para las compañías eléctricas como para los consumidores, lo que le costará a la economía decenas de miles de millones de dólares cada año. Los efectos de estas regulaciones se dejarán sentir en un menor número de empleos y en precios más altos para la energía, así como para los bienes que la utilizan para llegar hasta nosotros (es decir, en todos). Y, según las propias estimaciones de la EPA, estas regulaciones sólo reducirán la temperatura del planeta en menos de la vigésima parte de un grado Fahrenheit en los próximos cien años.

3) Aumento del salario mínimo: Decenas de ciudades y estados subieron en 2014 sus salarios mínimos, haciendo que sea más difícil que encuentren trabajo los jóvenes y personas con menor preparación, debido a que su contratación se vuelto más cara para los empleadores. A todas las investigaciones que ya han indicado que unos salarios mínimos más altos reducen las oportunidades laborales, se suma ahora un nuevo estudio de la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas (National Bureau of Economic Research). Este estudio reveló que las últimas subidas del salario mínimo federal, entre 2007 y 2009, redujeron el empleo a nivel nacional en 1.4 millones de personas y disminuyeron los sueldos relativos de los empleados a los que iban dirigidas.

4) La recomendación del “empleador conjunto” de la NLRB: La Junta Nacional de Relaciones del Trabajo (NLRB) acabó con 35 años de jurisprudencia al sugerir que las empresas franquiciadoras son empleadores conjuntos de los empleados de las franquiciadoras. En este momento, los franquiciados individuales disfrutan del uso de la marca de la franquicia, aunque se les permite decidir sobre la contratación, los despidos, los sueldos y beneficios de sus propios trabajadores. Esta recomendación de la NLRB implicaría que a la franquicia “madre” se le consideraría como coempleador y se le podría hacer responsable legal de las acciones individuales de empresarios ubicados en el otro extremo del país.

5) $18 billones de deuda: Nuestra deuda nacional alcanzó los $18 billones en 2014, marcando otro triste hito para el que era el país más rico de la Tierra. La borrachera de gasto en la que se halla inmersa la nación supone que a cada hogar le corresponden $124,000 de deuda nacional, una cifra que jamás se podrá devolver. Sólo en el pago de los intereses de la deuda gastamos cada año más de $430,000 millones y nos estamos arriesgando a sufrir una crisis crediticia, deflación o caer en el impago de la deuda. Es un regalo que ahora mismo nos encantaría poder devolver.