Kitchen Table Economics

Franquicias en peligro

La decisión de la NLRB es una amenaza para el Sueño Americano de millones de personas

Mientras la mayoría de nosotros nos íbamos poniendo a tono con las fiestas navideñas, Junta Nacional de Relaciones del Trabajo (NLRB) se estaba comportando como el avaro del cuento en relación a los empleos de los americanos. En una decisión sin precedentes, su responsable jurídico recomendó que los franquiciadores y sus franquiciados fueran tratados como “empleadores conjuntos”.

Esta decisión es una advertencia para todos los americanos que se preocupan por la viabilidad de los pequeños negocios, ya que amenaza al tremendamente exitoso modelo de franquicias.

Pongámonos en antecedentes. Cuando Ud. va al establecimiento de su cadena favorita, digamos por ejemplo Domino’s Pizza, lo más probable es que la empresa en realidad no sea propiedad de Domino’s sino de un empresario local (un franquiciado) que paga a la compañía Domino’s (el franquiciador) una cuota por poder usar su nombre, su modelo de empresa y su publicidad. El franquiciado debe cumplir ciertos estándares básicos establecidos por el franquiciador (como qué ingredientes tiene una pizza de tocino y hamburguesa con queso); sin embargo y por lo general el franquiciado tiene libertad para adminstrar el personal, los sueldos y las decisiones de gestión diaria.

Este modelo de franquicia es una apuesta segura tanto para el franquiciado como para el franquiciador. Al usar el nombre de la franquicia, recibe el respaldo inmediato de la clientela, algo que no sucedería si el nombre de su empresa fuese algo así como “Pizzas Pepe”. Pero también ha supuesto un enorme éxito para el país, pues ha demostrado ser uno de los modelos empresariales más exitosos de la historia.

De hecho, ha sido el responsable de la creación de más de 825,000 pequeños negocios en el país, propiciando 18 millones de puestos de trabajo para los americanos y aportando más de $2 billones a la economía americana. Se trata de un método comprobado y asequible gracias al cual millones de personas pueden hacer realidad el Sueño Americano. Es de destacar, además, que ha sido especialmente aprovechado por las minorías, que componen el 20% del sistema de franquicias.

Entonces ¿cómo amenaza la decisión de la NLRB a este modelo y por qué debería preocuparle a Ud.? Al estimar a la compañía matriz y a los franquiciados como “empleadores conjuntos”, los franquiciadores se convierten en responsables de las miles de decisiones que habitualmente toman cada día estos pequeños negocios independientes. De modo que si por cualquier motivo un empleado demanda al propietario de un franquiciado local, ese empleado podría también demandar al franquiciador.

Si la empresa matriz tiene que ser responsable de todos sus propietarios de franquicias, puede que se muestre mucho más cautelosa a la hora de aceptar a nuevos propietarios. Además, eso puede elevar las cuotas de las franquicias con el fin de cubrir posibles demandas judiciales. Y puede que la gente también se muestre más cautelosa a la hora de abrir una nueva empresa usando el sistema de franquicias si van a tener a la empresa matriz inmiscuyéndose en sus decisiones laborales y salariales.

En otras palabras, esta recomendación de hacer que franquiciadores y franquiciados sean empleadores conjuntos pone completamente patas arriba el modelo de franquicias. Esta medida obstruirá una vía bastante recorrida para alcanzar el Sueño Americano, ya que habrá menos personas que tengan la oportunidad de ser propietarias de un pequeño negocio.