Kitchen Table Economics

Viernes del Primer Empleo: Tina Fey

Muchas de las personas más famosas de Estados Unidos, desde directores ejecutivos a deportistas profesionales, no experimentaron el éxito a edad temprana. Sus caminos al estrellato tuvieron muchos giros y vaivenes.

Mire el caso de Tina Fey. Para el ejemplo de este mes del Viernes del Primer Empleo, nos centraremos en, quizás, la comediante más famosa del país y ganadora de 9 premios Emmy y 2 Globos de Oro. El primer trabajo de Fey fue mundano en todos los sentidos de la palabra. Después de graduarse en la Universidad de Virginia, se trasladó a Chicago y aceptó un empleo diurno en la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA) de Evanston, trabajando como recepcionista. ¿Sus funciones y responsabilidades? Dar la bienvenida a la gente, pasar tarjetas de miembros e inscribir a otros nuevos. Fey trabajaba en el turno de las 5:30 am hasta las 2 pm –en sus propias palabras, “el peor turno imaginable” –lo que le permitía asistir a clases nocturnas una vez que terminaba su jornada.

¿Pero veía Fey ese trabajo como inferior para ella? Para nada. Incluso ahora, recuerda con cariño sus experiencias formativas. “Era un lugar increíble para trabajar porque era una YMCA residencial”, explica Fey. “Siempre me fascinaron las personas que vivían allí”. Pero por encima de cualquier otra cosa, el trabajo en la YMCA le permitió interactuar con todo tipo de personas interesantes. Como explica ella misma: “Soy el tipo de persona a la que le gusta sentirse parte de una comunidad. Prefiero tener amigos raros que no tener amigos”.

Sin duda, ese interés por la interacción la llevó hacia su carrera en la comedia, en la que destacan sus apariciones cómicas y sus estrafalarias imitaciones en Saturday Night Live. Incluso ha pensado hacer una obra teatral contando sobre sus días en la YMCA.

De la YMCA a los corazones de Estados Unidos. Ésa es la historia de giros y vaivenes de Tina Fey.