Kitchen Table Economics

Viernes del Primer Empleo: T. Boone Pickens

FirstJobsFriday

En la secundaria no existe ni una sola clase sobre cómo llegar a ser director ejecutivo, pero hay un lugar en el que los jóvenes habitualmente aprenden a tener éxito en el mundo empresarial: Su primer empleo. Estos empleos no son sencillos, pocas veces son glamurosos y lo más probable es que tengan un sueldo bajo y otros inconvenientes. Sin embargo, los primeros empleos sí enseñan lecciones fundamentales y proporcionan una visión de lo que hace falta para triunfar en el mundo empresarial y en la vida.

En una nueva serie de artículos de Information Station, le presentaremos a líderes del mundo empresarial y sus primeros empleos, demostrando el valor de ese primer peldaño de la escalera profesional en nuestra columna Viernes del Primer Empleo.

Esta semana pondremos nuestra atención en el afamado empresario y emprendedor T. Boone Pickens. El hombre que consiguió crear y administrar una de las mayores compañías petroleras y gasísticas de Estados Unidos. En 1997, Pickens abrió su propia compañía de inversión privada, y a sus 87 años, continúa trabajando en la empresa.

Después de tanta riqueza y éxito, es fácil olvidar que T. Boone Pickens empezó, como tantos otros chicos de los años 40, repartiendo periódicos. Con doce años, Pickens era responsable de repartir 28 periódicos y recoger las suscripciones para su empresa, el Holdenville Daily News.

Una de las primeras lecciones que aprendió Pickens fue la determinación. Cuando los clientes evitaban pagarle, tenía que volver y cogerlos por sorpresa. “Tienes que ser persistente si quieres lograr tus objetivos”, comenta Pickens.

  1. Boone Pickens ganaba solamente un centavo por periódico, pero le encantaba el sentimiento de independencia que le daba el ganar su propio dinero. Como explica: “Desde entonces, ya nunca quise el dinero de mis padres, quería ganarlo por mí mismo”. El primer empleo de Pickens le enseñó lo gratificante que puede ser el trabajo, y para cuando dejó el periódico cuando tenía quince años, poseía la mayor ruta de reparto del periódico, con 156 ejemplares.

En el caso de alguien que empieza en su primer empleo, Pickens cree que el consejo más importante que se puede seguir es el de desarrollar desde el principio una ética del trabajo propia. “No mires el reloj y trabaja hasta que hayas hecho tu trabajo lo mejor que te permitan tus capacidades”.