Kitchen Table Economics

Viernes del Primer Empleo: Meg Whitman

Ir a la escuela nos prepara para el mundo real, pero no hay nada como la verdadera experiencia laboral para convertir la teoría en realidad. El primer empleo expone a los estudiantes a retos prácticos en los que deben aplicar sus conocimientos para resolver problemas y, al mismo tiempo, madurar por el camino.

Ése fue ciertamente el caso de Meg Whitman, presidenta y directora ejecutiva de Hewlett Packard. En ella ponemos nuestro enfoque hoy en la sección del Viernes del Primer Empleo de Information Station, donde resaltamos los primeros empleos de los principales líderes empresariales de Estados Unidos y explicamos cómo las primeras experiencias laborales sientan las bases para el éxito.

Whitman consiguió su primer trabajo en el Departamento de Marketing del Consumidor en la empresa Proctor & Gamble. ¿Cuál fue su primera tarea? El primer día, los supervisores de Whitman simplemente dejaron una nota en su mesa: “Estamos desarrollando un nuevo champú. Necesitamos que averigüe lo grande que debería ser el hueco del envase”. Pues sí…después de graduarse en la prestigiosa Escuela de Negocios de Harvard, a Whtiman le dijeron que encontrara las dimensiones óptimas de un nuevo envase para champú. Afortunadamente, su educación la había preparado intelectualmente. “Conocía la teoría”, explica Whitman. “Había leído los casos prácticos. Había generado soluciones brillantes y planes empresariales para compañías hipotéticas”.

Pero convertir todo eso en una solución práctica no era tan sencillo. En palabras de la propia Whitman: “‘Haz de lado todos los incontables casos prácticos leídos en la escuela de negocios’, ésa fue mi primera lección de marketing en el mundo real”. Y así comenzó a pensar “qué tan grande debería ser el hueco del envase”. Como recuerda Whitman, “Leí montones de investigaciones anteriores, hablé con consumidores en grupos focales y entrevistas individuales y perseguí secretamente a los clientes mientras compraban. Como una esponja, me empapé de sus necesidades, deseos y caprichos. Escuché atentamente sus opiniones sobre cómo los hacían sentir nuestros productos”.

Todo ello le enseñó a Whitman una importante habilidad: Escuchar. “Acababa de aprender mi primera y posiblemente más importante lección sobre el marketing del consumidor: Uno no sabe lo que no sabe”, admite ahora Whitman. “No se olviden de escuchar a las personas que tengan algún interés en cualquier cosa que estén a punto de llevar a cabo”.

Y esa lección la aplica ahora como jefa de Hewlett Packard, una de las mayores empresas de Estados Unidos. Whitman lo explica mejor: “Como directora ejecutiva de Hewlett Packard Enterprise, escucho atentamente a nuestros clientes, socios y empleados mientras navegan el siempre cambiante paisaje de la tecnología actual”.

Décadas después (y después de haber escuchar mucho), esta líder empresarial de 59 años tiene mucho que agradecerle a ese envase para champú.