Kitchen Table Economics

Viernes del Primer Empleo: Katie Couric

FirstJobsFriday

Desde directores ejecutivos a estrellas del deporte, pasando por personalidades de la televisión, Estados Unidos es el hogar de personas que han alcanzado todo tipo de éxitos. Y muchas de las caras que ahora resultan populares han pulido sus habilidades a lo largo de los años, es decir, que su éxito ha llegado tras años de duro trabajo, levantándose temprano y acostándose tarde. Fueron progresando gracias al aprendizaje de sus experiencias en cada paso del camino. Y eso sólo fue posible gracias a que encontraron ese primer trabajo necesario para lanzar sus carreras profesionales.

En nuestra habitual sección del Viernes del Primer Empleo de Information Station, presentamos historias de éxito de americanos que están agradecidos por las valiosas lecciones que aprendieron en sus primeros empleos y que ahora los ayudan a navegar en el estrellato.

Esta semana, hablamos de Katie Couric, presentadora de las noticias internacionales de Yahoo, , cuyo primer trabajo fue como monitora de campamento para Columbia Lighthouse for the Blind, un campamento de verano de Washington DC para invidentes (aunque muy jovencita también sirvió helados en Gifford’s y trabajó como camarera en Pizza Hut)., Couric trabajó en el campamento como alumna de secundaria durante tres años antes de recibir su primer sueldo a la edad de 18 años. Por aquel entonces, la tarea de la presentadora de noticias no era sólo la de vigilar a los niños en Columbia, sino también tenerlos entretenidos cada día. Para Couric era todo un reto pensar en nuevas formas de conectar con el grupo de acampada que le habían confiado. Como explica, eso incluía “artes y manualidades, gimnasia [y] canto”, así como excursiones al Museo del Aire y el Espacio y otros atracciones de la zona del DC.

No siempre era fácil, pues Couric recuerda gran cantidad de “situaciones muy tensas”, pero cuidar de su grupo le enseñó la importancia de la responsabilidad. “Aprendí mucho sobre personas de orígenes muy distintos, comprendí la importancia de ser puntual en el trabajo, de cumplir con un horario, de tener paciencia, de ser integradora y de saber navegar las dinámicas de grupo”, comentó hace poco Couric en un blog. Incluso vio un significado más profundo en el trabajo: “Fue muy aleccionador, muy gratificante y realmente me cambió la vida en muchos aspectos”, ha comentado Couric. Para ella, la experiencia en Columbia Lighthouse le demostró “que todo el mundo, independientemente de sus limitaciones, tiene algo que ofrecer”.

Es mucho lo que aprendió como monitora en ese campamento. Es prueba de que entre cánticos alrededor de una fogata y excursiones a museos se puede moldear la experiencia profesional.

Lo que queda muy claro es que la Katie Couric que vemos actualmente en la televisión es quien es, al menos en parte, gracias a su primer empleo.