Kitchen Table Economics

El Año Nuevo y un renovado cometido con la libertad económica

El potencial de un Año Nuevo para el año que llega
2015-5

El Año Nuevo ya está encima y a Job Creators Network le gustaría dedicar unos momentos para desearle a Ud. y a su familia un Feliz y Próspero 2015. También esperamos que el Nuevo Año traiga renovado cometido con la restitución y conservación de la libertad económica para las generaciones venideras. Aquí tenemos algunas sugerencias sobre dónde empezar:

1) Reforma fiscal: El actual código tributario es un caos. El IRS emplea a 90,000 inspectores para hacerlo cumplir. Las empresas deben contratar a innumerables abogados fiscalistas para descifrarlo (General Electric tiene más de 1,000). Se trata de un dinero que se está desviando de la fabricación de mejores productos para dedicarlo a una creciente burocracia. Además, ha habido 21 grandes subidas de impuestos durante los últimos seis años, desviando en el proceso cientos de miles de millones de dólares de la economía productiva. Eso significa menos inversiones, menos empleos y menos productos que mejoren nuestro nivel de vida. Para reducir estas desviaciones, se debería simplificar drásticamente el código tributario y reducir sus tipos de manera significativa.

2) Desregulación: El Registro Federal, que realiza un seguimiento de las regulaciones existentes en el país, ha aumentado su tamaño hasta contar con alrededor de 80,000 páginas, desde las 2,630 de 1936. Esta red burocrática asfixia a las empresas americanas y perjudica a los consumidores. Se estima que el perjuicio alcanza los $1.75 billones anuales. Algunas de esas regulaciones de son de sentido común y necesarias, pero hay miles más que no lo son, como las que regulan el comercio interestatal y las licencias profesionales. Suponen una carga para las empresas y aumentan los precios que han de pagar los consumidores. Acabemos ya con tanta burocracia.

3) Recortes del gasto: El gasto público de Estados Unidos está fuera de control, habiendo alcanzado este año los seis billones de dólares, el doble de lo que se gastaba hace 15 años. Tal borrachera de gasto conlleva que el país tenga una deuda de $18 billones y que gaste cada año $450,000 millones sólo en el pago de intereses, un dinero que de otra forma podría destinarse a necesarios proyectos de infraestructuras o devolverse a los contribuyentes. La solución es simple: Recorten el gasto ya. Pueden empezar por el evidente exceso de gasto registrado en la edición anual del Wastebook así como con la duplicidad de programas públicos y continuar a partir de ahí.

4) Reformas de la legislación laboral: En este momento, el tremendamente exitoso y singularmente americano modelo de franquicias se encuentra bajo la amenaza de la Junta Nacional de Relaciones del Trabajo (NLRB), que recientemente dictaminó que estas empresas son “empleadoras conjuntas” con sus franquiciados, a pesar de que tienen escaso control sobre las decisiones administrativas de estos últimos. Eso significa que se puede hacer responsable al franquiciador de decisiones concretas de sus franquiciados, lo que favorecerá una mayor cautela en la expansión de las franquicias. Millones de americanos (especialmente las minorías) han podido aspirar al Sueño Americano siendo dueños de una franquicia, algo que se está viendo amenazado por este dictamen.

5) Retórica sobre los creadores de empleo: La retórica sobre la comunidad empresarial y los creadores de empleo de la nación se ha vuelto totalmente opresiva en estos últimos años. Se ha visto caracterizada por la idea expresada por comunicadores públicos de que las empresas no crean puestos de trabajo así como por una campaña concertada en pro de una lucha de clases nada americana que nos enfrenta. Esperemos que el 2015 traiga un renovado respeto por la función que desempeñan las empresas en la vida de los americanos comunes y corrientes, ya que las empresas les traen los productos que desean a precios asequibles y constituyen el 84% de los empleos de la nación.