Kitchen Table Economics

Cinco maneras de ahorrar dinero en una economía difícil

shutterstock_200711633

El mercado bursátil está bajo mínimos y los creadores de empleo (abrumados con tanta regulación) siguen lidiando para poder crear oportunidades laborales. La incertidumbre económica ha hecho que los americanos se pregunten: ¿Cómo puedo ahorrar más dinero? Aquí les ofrecemos cinco formas:

1. Haga un presupuesto

No se puede ahorrar dinero sin antes saber cuánto se está gastando. Según Bankrate.com, sólo en torno al 60% de los americanos respeta su presupuesto, a pesar de que es el primer paso para controlar el gasto y tomar decisiones financieras inteligentes. Un buen planteamiento puede ser registrar todo el dinero que gaste en un mes, ya sea en una taza de café o en un teléfono de último modelo. Una vez que lo haya anotado todo, entonces podrá hacerse una idea de dónde recortar.

2. Complemente sus ingresos

Una forma de ahorrar dinero es ganando más. Las compañías de viajes compartidos como Uber y Lyft ofrecen a los trabajadores más oportunidades de ganar dinero. Por ejemplo, casi el 70% de los trabajadores de Uber tiene otro trabajo a jornada completa o parcial. Casi la mitad de los conductores de Uber manejan durante menos de 10 horas a la semana, lo que sugiere que hacer esos trayectos es simplemente una forma de complementar sus ingresos. Para los americanos que trabajan a jornada completa pero tienen que esperar para recibir su salario, la economía por encargo supone una valiosa herramienta para ganar algo de dinero extra, especialmente los fines de semana.

3. Esconda su tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son fáciles de llevar y hacen que no tenga que preocuparse por si se queda sin dinero. Pero también pueden hacer que suban sus facturas mensuales, así como la deuda asociada a las mismas. El hogar promedio americano soporta una deuda de $15,762 procedentes de las tarjetas de crédito, según NerdWallet. Uno de los motivos es que las tarjetas de crédito dejan a las personas vulnerables ante las compras no planificadas y provocadas por un impulso momentáneo. Como explica la experta financiera Stacy Johnson: “Si sale de casa sólo con el dinero justo para comprar lo que necesita, será automáticamente incapaz de sucumbir a las compras compulsivas, que a menudo arruinan su presupuesto. Somos más propensos a gastar más con un pedazo de plástico que con dinero de verdad”.

4. Compre online

Otra forma de evitar los gastos excesivos es comprar online. Internet está repleto de útiles recursos para los compradores: las páginas web de los comercios minoristas ofrecen de todo, desde cupones a comparadores de precios y tratos a través del correo electrónico. Las redes sociales también pueden servir de ayuda: gigantes tecnológicos como Facebook y Twitter publican a menudo cupones especiales y anuncian ventas en sus plataformas (y no se pierde nada por investigar las mejores ofertas).

5. ¡Invierta, invierta, invierta!

Una alternativa al gasto a corto plazo es invertir para el futuro. Se pueden depositar simplemente $20 en una cuenta de ahorro y reservarla para un fondo para la jubilación, o usarla para comprar un paquete de acciones, algunas de las cuales están por debajo de $10. Y aunque no se convertirán en una fortuna de la noche a la mañana, guardar ese dinero significa que podrá verlo crecer durante los próximos seis meses, un año o todo el tiempo que desee esperar antes de sacarlo. Pero una cosa es segura: al echar la vista atrás, estará feliz de haber invertido.