Kitchen Table Economics

Cinco consejos para no salirse del presupuesto en las Fiestas

Disfrute de unas Fiestas llenas de alegría, no de estrés monetario
Christmas

La temporada navideña puede ser inmisericorde con nuestro bolsillo. El costo de los regalos, la comida, la bebida y los viajes pueden acumularse rápidamente. Nadie quiere que la alegría de estas fiestas se frustre debido al estrés monetario o por un saldo negativo en el banco. Por eso, y siguiendo estos cinco sencillos consejos para su presupuesto, más bien podrá centrar su atención en asuntos más alegres.

  • Recortar el gasto discrecional

Considere recortar los gastos superfluos durante las fiestas, teniendo además en cuenta que este ahorro se puede destinar a gastos navideños. Eso implicará menos cine, menos cenas fuera los sábados por la noche, menos cafés caros y menos copas con los compañeros después del trabajo. Abstenerse de estos caros placeres le permitirá contar con más dinero para cubrir los gastos extra de la temporada navideña.

  • Lleve dinero en efectivo y guarde la tarjeta

Los estudios muestran una correlación entre el uso de las tarjetas de crédito y el aumento del gasto. Y es fácil ver el porqué: todos hemos caído presa de la conveniencia de pagar simplemente pasando la tarjeta de crédito. Pero esta conveniencia a corto plazo puede acarrear consecuencias a largo plazo cuando el año que viene tenga problemas para saldar la enorme cuenta de sus tarjetas de crédito. En vez de eso, lleve dinero en efectivo y úselo para cubrir sus gastos navideños. Ya verá cómo eso le hace gastar de manera más juiciosa.

  • Ahorre en bebidas alcohólicas comprando a granel

Entre traer vino para distintas reuniones durante las fiestas y tener la refrigeradora repleta de cerveza para esos amigos y familiares del "¿no tienes una cervecita?" es fácil que su presupuesto para bebidas se dispare por los aires sin que Ud. siquiera pueda darse un gusto. Piense en la posibilidad de comprar una caja de vino de calidad (pero no excesivamente caro) al principio de la temporada navideña y administre las botellas durante las semanas venideras. Comprar a granel le ahorrará tiempo y dinero. Y para su refrigeradora: una caja de cerveza nacional barata será suficiente para sus invitados y familiares cuando lleguen. Si quieren su cerveza favorita “de marca” (léase: cara), podrán traerla ellos mismos y son bievenidos a ponerla a enfriar en la refrigeradora.

  • Haga regalos consumibles e intangibles

Su generosidad a la hora de regalar puede volverse en su contra y ser un tormento durante las fiestas. Antes de comprar, piense: ¿Realmente necesita su hermana otro suéter? ¿Realmente necesitan sus hijos más juguetes? Es bastante probable que unos regalos tan caros sean recibidos con aprecio, pero no harán más que contribuir al cerro de pertenencias. En su lugar, considere hacer regalos menos caros pero siempre populares y útiles, como una bonita botella de sirope puro de arce o de aceite de oliva. O mejor aún: un regalo intangible no le costará nada pero puede que sea exactamente lo que estaba buscando su amigo o familiar (por ejemplo, servirles de niñera algún día o arreglarles algún desperfecto que tengan en casa).

  • Comparta auto

Aproximadamente 95 millones de americanos recorrerán 50 millas o más durante las fiestas. Incluso con la caída del precio de la gasolina, el costo de los viajes puede constituir una parte importante de su presupuesto durante las fiestas. Para ahorrar dinero en los gastos de viaje, considere la posibilidad de preguntarles a sus amigos y compañeros sobre sus propios planes de viaje y si van en la misma dirección entonces pueden ir juntos en un solo auto. A menudo habrá tantos vehículos con el mismo destino final que seguramente podrá hacer el viaje sin utilizar el suyo.