Kitchen Table Economics

Cinco trucos útiles para tarjetas de crédito que Ud. debería emplear

Siga estos consejos para una mejor relación con su tarjeta de crédito
shutterstock_169493330

Las tarjetas de crédito pueden ser una bendición o una maldición. Le permiten comprar productos cuando Ud. no tiene el suficiente dinero disponible, le ayudan a consolidar su calificación crediticia y son muy prácticas. Muchas tarjetas de crédito también ofrecen grandes beneficios como programas donde se pueden redimir puntos por vuelos y hasta dinero en efectivo. Pero las tarjetas de crédito también pueden ser muy peligrosas para su bienestar financiero si se usan de forma poco juiciosa. La deuda de las tarjetas de crédito puede ser difícil de saldar debido a que los tipos de interés son generalmente altos y a menudo compuestos. Pero si sigue estos consejos podrá mantener una magnífica relación con su tarjeta de crédito.

  • Cancele su saldo cada mes. El promedio del tipo de interés de las tarjetas de crédito es aproximadamente el 15% de su saldo mensual pendiente, alrededor del doble del tipo de interés de su préstamo estudiantil y el triple de su hipoteca. Y debido a que la mayoría de los saldos de las tarjetas de crédito se calculan diaria o mensualmente (comparado con el cálculo trimestral o semestral de la mayoría de otras deudas), eso significa que rápidamente estará pagando intereses sobre intereses (conocido como interés compuesto). Por ejemplo, un saldo pendiente de $500 de su factura de diciembre se convertirá en $581 al final de año en una tarjeta de crédito con un tipo de interés del 15% calculado diariamente. ¡Y eso asumiendo que Ud. cancele por completo todos los saldos bimensuales el resto de año! Por esa razón, es muy importante para su bienestar financiero que convierta en norma cancelar por completo el saldo de la tarjeta cada mes. Por supuesto que cada regla tiene sus excepciones, si uno tiene una emergencia financiera, usar la tarjeta de crédito, incluso sabiendo que no podrá cancelar en su totalidad el saldo al final del mes, podría ser su única opción. Simplemente haga todo lo posible por cancelar los saldos lo antes posible.
  • Cancele su saldo dos veces al mes. Además de darle más oportunidades de cancelar su saldo a tiempo, hacer pagos dos veces al mes para cubrir su saldo mejora el “índice de utilización” de su tarjeta, un factor clave para determinar su calificación crediticia. Este índice se logra tomando el total de los saldos de sus tarjetas de crédito y dividiéndolos entre los totales de los límites de sus tarjetas. Un bajo índice de utilización se traduce en una mejor calificación crediticia, algo que le ayudará a reunir las condiciones para obtener mejores tarjetas de crédito, con menos comisiones y mejores incentivos, entre otros beneficios.
  • Encuentre una tarjeta sin cuotas anuales. Muchas de las tarjetas de crédito más populares tienen una cuota anual de unos $100. Pero buscando un poco, también puede encontrar muchas y estupendas opciones sin que le cobren esa cuota. Piense en cómo esos $100 extra le ayudarían a cancelar su saldo de diciembre, cuando los gastos tienden a ser mayores por las compras navideñas. Pero cuidado, muchas tarjetas de crédito ofrecen el primer año “gratis”, sin cuotas, para sorprenderlo con una cuota al año siguiente. Dígale adiós a estas opciones y encuentre una que nunca le cobre cuotas anuales.
  • Encuentre una tarjeta con incentivos. Muchas tarjetas le dan puntos con cada compra que puede redimir después por pasajes de avión, aparatos electrónicos y hasta dinero en efectivo. Si no está obteniendo nada por sus compras, piense ya en cambiar por otra tarjeta mejor. Lo mejor de la competencia en el mercado es que, en estos momentos, las compañías emisoras de tarjetas de crédito están luchando intensamente para ver cuál ofrece los mejores incentivos, lo que significa que no importa cuál de ellas salga ganando, Ud. como consumidor gana, pero esté atento y asegúrese de que el valor de los “incentivos” que reciba sea mayor que el costo de la cuota anual.
  • Escoja una tarjeta y úsela. Con todas las opciones existentes de tarjetas de crédito podría ser tentador pedir varias y usarlas para compras específicas, por ejemplo: una que da muchos puntos por comprar pasajes de avión, otra que da incentivos por comprar gasolina cuando Ud. llena el tanque, etc. Pero en raras ocasiones esta estrategia es más efectiva que encontrar una buena tarjeta con una cuota anual cero o baja así como con un buen programa de incentivos y usarla habitualmente. Tener más tarjetas significa tener más saldos que Ud. se podría olvidar de pagar y más números de tarjetas de crédito que pueden caer en manos equivocadas, por no mencionar que es menos conveniente – y la conveniencia fue probablemente la razón por la cual Ud. solicitó una tarjeta de crédito en primer lugar.