In The News

La bienvenida suspensión de la reglamentación sobre las horas extras

En un gran triunfo para las pequeñas empresas, el juez de Texas Amos Mazzant emitió recientemente una orden de suspensión de la reglamentación sobre las horas extras emitido por el Departamento de Trabajo y que estaba programada para entrar en vigor el 1 de diciembre. Ésta habría duplicado el umbral salarial bajo el cual los empleadores están obligados a pagar horas extras por una jornada laboral de más de 40 horas a la semana a $47,476.

Esta noticia es un alivio para las pequeñas empresas lidiando con la implementación del nuevo estándar. Nuestra reciente columna de opinión en The Hill explica cómo la regla habría causado que muchas empresas redujeran las oportunidades de empleo, las horas, los beneficios —y tal vez lo más común— el tener que reclasificar a los empleados asalariados como empleados por horas para cumplir con la reglamentación de forma más sencilla.

Sin embargo, algo del daño ya está hecho. En anticipación a la implementación del nuevo estándar, algunos empresarios ya han implementado esas normas o han anunciado los cambios a sus empleados. Ahora están en una posición difícil: Revertir los cambios de compensación realizados en previsión del nuevo estándar o mantener sus costos laborales inflados. Ninguna de estas opciones es atractiva.

Aunque la suspensión judicial del mandato del nuevo estándar es algo para celebrar, los propietarios de pequeñas empresas seguirán padeciendo dolores de cabeza por la resaca que deja.