In The News

El salario mínimo de Seattle podría llegar hasta la Corte Suprema

La Asociación Internacional de Franquicias lleva su lucha contra el salario mínimo de $15 de Seattle hasta la Corte Suprema

No hay descanso en Seattle para la Asociación Internacional de Franquicias (IFA). El grupo ha llevado su lucha contra el salario mínimo de $15 de la ciudad hasta la Corte Suprema de Estados Unidos, al solicitarle que revise la ley sobre el salario mínimo.

La IFA se ha mostrado en desacuerdo con un apartado de la ley que exige que las empresas con más de 500 empleados aumenten sus salarios para principiantes hasta los $15 más rápidamente que las compañías con menos trabajadores.

El problema radica en el tratamiento que reciben los propietarios de franquicias con esta ley. Muchos franquiciados simplemente no poseen las suficientes empresas individuales como para sumar 500 empleados. Pero la ley los trata como si los tuvieran, ya que los franquiciados siguen pagando las cuotas de franquicia a su compañía matriz – o franquiciadores. Y según la ley, el total de empleados se contabiliza según aquellos que trabajen para la compañía matriz en lugar de únicamente el franquiciado individual.

En otras palabras, el propietario de una franquicia de comida rápida puede que tenga 30 trabajadores. Pero en Seattle, esos 30 trabajadores se contabilizan junto a los otros miles de trabajadores de los diferentes propietarios individuales que conforman la totalidad de la empresa de comida rápida.

El Seattle Times informa de que esta última iniciativa de la IFA llega tras no haber conseguido convencer el otoño pasado a la Corte Federal de Apelaciones de que ese apartado de la ley sobre el salario mínimo discrimina a los propietarios de franquicias. Según el artículo, tiene 30 días para responder, y se espera que la Corte Suprema decida para primavera si admite el caso de la IFA.

Mientras tanto, parece que el incremento obligatorio de $15 para los empleos de principiantes está causando estragos en algunas empresas de Seattle. En especial entre los restaurantes, que normalmente operan con bajos márgenes de beneficios y contratan a trabajadores principiantes. Entre enero y septiembre, el empleo en restaurantes del área de Seattle perdió en torno a 700 puestos de trabajo, mientras que el resto del estado vio un incremento de 5,800 empleos (un salto del 6.6%). Algunos restaurantes incluso han añadido un recargo del 15% por pedido para compensar esos sueldos más altos. Y otros, al tener que afrontar más números rojos, definitivamente están cerrando definitivamente sus puertas.

Éstos son sólo algunos ejemplos de las consecuencias no intencionadas de obligar a que los empleadores paguen más a sus empleados principiantes, sin recibir a cambio mayores ingresos.

Para aprender más sobre este tema, lea: “Los titulares de prensa reportan que las subidas del salario mínimo se traducen en menos oportunidad” y “Cómo afecta una subida del salario mínimo."