In The News

Los titulares de prensa reportan que las subidas del salario mínimo se traducen en menos oportunidad

Aunque todo el mundo quiere que el trabajo duro se vea recompensado, los titulares de las últimas noticias indican que las subidas del salario mínimo no han demostrado ser la mejor forma de incrementar los sueldos. Confirman lo que los principios básicos de economía llevan años diciéndonos: que los aumentos del salario mínimo suelen hacer que disminuyan las oportunidades laborales para quienes buscan sus primeros empleos.

Véase el caso de Los Ángeles, que incrementó en julio el salario mínimo de los trabajadores del sector hotelero hasta los $15.37 a la hora. Para octubre, el empleo en los hoteles de Los Ángeles ya había caído en casi 1,000 puestos de trabajo desde comienzos de año, mientras que el empleo en el sector fuera de la ciudad había crecido en 2,700 puestos de trabajo en el mismo periodo de tiempo.

Seattle, que aprobó legislación para tener un salario mínimo de $15 en junio de 2014, está experimentando una caída similar en el sector del restaurante. Entre enero y septiembre, el empleo en los restaurantes de la zona de Seattle decreció en unos 700 puestos de trabajo, mientras que el resto del estado vio un incremento de 5,800 empleos (un crecimiento del 6.6%). Algunos restaurantes incluso aplicaron un 15% de recargo a los pedidos para compensar los sueldos más altos. Y otros, acuciados por los números rojos, están cerrando sus puertas definitivamente.

Las noticias también indican que los restaurantes de San Francisco, que siguió los pasos de Seattle y los $15 a la hora, se están enfrentando a un problema parecido. El crecimiento del empleo en esta industria se ha ralentizado hasta casi estancarse, mientras que los restaurantes de servicio limitado han experimentado una pérdida neta de empleos del 1.33% durante el año pasado. Para ahorrar dinero, algunos restaurantes están utilizando más computadoras que personal humano.

Cada oportunidad perdida de empleo como resultado de un salario mínimo más alto es un empleo menos para un trabajador principiante. Estas personas están perdiendo la formación laboral que representan estos empleos y que les permitiría en poco tiempo ganar muy por encima del salario mínimo. En dos tercios de los casos, eso sucede en el primer año de trabajo.

Aunque la idea de un salario mínimo más elevado sea bienintencionada, una forma mejor de sacar a la gente de la pobreza es el Crédito para los Trabajadores Americanos, o como se conoce en Washington, el Crédito Fiscal por Ingreso Devengado (EITC). Éste recompensa a las personas que están tratando de sacar adelante a una familia con una nómina de trabajador principiante, al proporcionarles el apoyo de un crédito fiscal en forma de dinero en efectivo.

Para saber más sobre los efectos del salario mínimo, lea Cómo afecta una subida del salario mínimo.