In The News

Los nuevos oleoductos traen la promesa de nuevos empleos

La Casa Blanca ha inyectado nueva vida a los oleoductos Dakota Access y Keystone XL, en pleno corazón de Estados Unidos. Aunque los oleoductos son tema controvertido, no cabe duda de que se trata de un enorme triunfo para los creadores de empleo (las compañías energéticas lideran iniciativas de construcción) y los trabajadores de la construcción asignados a estos proyectos.

El primer proyecto (un oleoducto desde Dakota del Norte hasta Illinois) ya ha creado cerca de 12,000 puestos de trabajo durante su construcción y es una conexión fundamental desde la formación Bakken, en Dakota del Norte, que sustenta más de 80,000 empleos en este estado. Terminar el proyecto supone una inversión de $3,800 millones en la economía de Estados Unidos y hasta 12,000 nuevos puestos de trabajo. Del mismo modo, la finalización del oleoducto Keystone XL (que se extiende desde Canadá hasta el Golfo de México) crearía en torno a 20,000 empleos y aumentaría los ingresos personales de los trabajadores americanos en $6,500 millones durante la vida útil del proyecto. También estimularía la economía de forma indirecta, generando $20,000 millones de inversión por parte del sector privado en alimentación, alojamiento, combustibles, vehículos, equipamiento y suministros de construcción.

El impacto positivo de su construcción a nivel nacional es incluso más llamativo. Según un estudio de la Asociación Nacional de Fabricantes, la construcción de nuevos oleoductos en 2015 aumentó el empleo total en más de 164,000 puestos de trabajo.

Ampliar la producción nacional de petróleo reduce además los precios de la energía para quienes luchan por llegar a final de mes. El petróleo es la fuente de energía más importante de Estados Unidos, totalizando el 36% de la energía del país (el gas natural y el carbón son la segunda y la tercera, con el 27% y el 18% respectivamente). Facilitar el transporte de petróleo a través de oleoductos (que es más seguro que trasladarlo por tren) permite que más gente tenga acceso a una energía asequible.